Partimos del hecho de que con el auge de los sistemas de suscripción (SVOD, streaming de música...), muchas personas pagan suscripciones y la comparten con seres queridos o amigos. Sumándolo todo, todas estas suscripciones suponen un presupuesto importante a final de año.
¿Por qué debería pagar solo uno para los demás?

Además, pocos son los bancos que permiten establecer una transferencia recurrente abajo de un cierto importe.

Para solucionar estos problemas, hemos pensado e ideado Spliiit.
¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!